CACAO 

CADENA DE VALOR DEL CACAO:

Nombre Científico: Theobroma cacao L. Familia Esterculáceas

Nombre Común: Cacao 

Historia: El cacao es un árbol originario de las selvas de América Central y del Sur, su nombre científico en griego significa “comida de los dioses”. Los Mayas comenzaron a cultivar el árbol de cacao y hay evidencias arqueológicas que el cacao era consumido por ellos 400 años Antes de Cristo. En la cultura Maya se le daba un gran valor a sus semillas, que se utilizaba como moneda y gracias a sus cualidades nutritivas, como alimento. La cultura Azteca continuo con esta tradición, elaborando con las semillas de cacao el “Xocoatl”, una bebida de fuerte sabor que producía una gran energía y vitalidad. Se conoce que el primer europeo que probó el cacao fue Cristóbal Colón, quien llegó a Nicaragua en 1502. Sin embargo, Hernán Cortés, líder de la expedición en 1519 al Imperio Azteca, regresó a España en 1528 y llevó consigo la receta del xocoatl. Al inicio esta bebida fue mal acogida y no lo fue hasta cuando se añadió azúcar que la convirtió en la bebida más popular en las Cortes Españolas.

Valor nutricional: El chocolate es un alimento rico en grasas, carbohidratos y proteínas, nutrientes indispensables para aportar energía al organismo humano. Además, su consumo aporta bienestar psicológico. Las grasas proceden de la manteca de cacao, que contiene gran cantidad de ácido esteárico, un ácido graso saturado que, a diferencia de otros, no aumenta el nivel de colesterol en la sangre. El chocolate contiene además teobromina, una sustancia que ejerce una acción tónica sobre el organismo, activa la diuresis estimula la circulación sanguínea.

El cacao se divide en 3 grandes grupos: Los Criollos, que dominaron el mercado hasta mediados del siglo XVIII; los Forasteros, que es un amplio grupo  que contiene variedades cultivadas, semi-silvestres y silvestres; los Trinitarios, que son considerados como Forasteros, sin embargo son una mezcla de los Criollos y Forasteros.

En Ecuador existe un tipo de cacao único en el mundo conocido con el nombre de “Nacional”, caracterizado por un} extraordinario perfil organoléptico y reconocido a nivel mundial con la clasificación fino o de aroma.

OTROS DATOS:

Ecuador es país líder en la producción de cacao de excelencia, el cacao fino de aroma, con un volumen de cerca de 200,000 t / año, producto cuya demanda global ha crecido generando una demanda insatisfecha de cerca 120,000 t / año. Cerca de 100 mil familias de pequeños productores están involucradas en la cadena de suministro (99% del total); El 60% no tiene la propiedad de la tierra y mantiene bajos niveles de productividad (5 q / ha), el 80% usa productos agroquímicos y solo unos pocos se reúnen en asociaciones.

El acceso al mercado para los agricultores familiares a menudo se limita exclusivamente a la comercialización de granos de cacao; la producción de productos semi-elaborados es limitada a pocas empresas mientras que, a nivel local, la producción de chocolate está dominada por pequeñas empresas locales que en algunos casos se están posicionando a nivel internacional por la calidad de sus productos. Las exportaciones están dominadas por las transnacionales. El mercado de chocolate especial, chocolate negro y cobertura ha crecido más del 35%, lo que coincide con la recuperación de nichos de mercado para el cacao orgánico, el comercio justo y el origen / calidad. Solo el 5% del cacao ecuatoriano tiene algún tipo de certificación.

En este panorama existen brechas de oportunidades de ganancias para los pequeños productores, ya que entre los granos de cacao que ellos comercializan, se encuentra el cacao especial y el certificado de exportación, que se podría pagar hasta 300-350 dólares por quintal, evitando las especulaciones de los intermediarios.

Los pequeños productores de la zona cultivan cacao en sistemas agroforestales, combinando esta especie con otras plantas frutales y forestales y no como “monocultivo”, forma típica de producción de los grandes agricultores. También mantienen la biodiversidad del cacao, cultivando diferentes variedades, algunas muy antiguas, aunque en mayor medida predomina el cacao nacional, más comercial.

El cacao se cultiva principalmente en África del Oeste, América Central, Sudamérica y Asia. Según la producción anual, los ocho mayores países productores del mundo son (en orden descendente) Costa de Marfil (38%), Ghana (19%), Indonesia (13%), Nigeria (5%), Brasil (5%), Camerún (5%), Ecuador (4%) y Malasia (1%).

Estos países representan el 90% de la producción mundial.

Menú de cierre